martes, 26 de julio de 2016

¿Qué es el brafitting? - CYL nº 200


La mayoría de mujeres ya no se conforma tan solo con descubrir una prenda que le guste y comprar por impulso. 

El gran desconocimiento de gran parte del Sector, en los temas relacionados con el funcionamiento del tallaje y las copas del sujetador es muy evidente. Este desconocimiento tiende a la simplificación y por lo tanto a mantener las cifras que indican que 7 de cada 10 mujeres no usan la talla y la copa que les corresponde.

Las usuarias aseguran que es difícil encontrar establecimientos que transmitan confianza a aquellas mujeres que necesitan sentirse informadas y comprar sin remordimientos.

http://blogcylmodaintima.blogspot.com.es/
La consecuencia ha sido la centrifugación del mercado hasta extremos. En un lado están las tiendas cuyo principal aliciente es que haya un gran trabajo visual y de exposición de prendas, en las que prácticamente hace innecesaria la intervención de una persona de la tienda.

En el otro extremo (sin dejar a un lado el aspecto visual), los establecimientos con personal que aporta seguridad a la usuaria que la aconseja y ayuda a escoger la prenda, mediante un intercambio de preguntas-respuestas que les permite localizar la prenda de ocasión de uso perfecta para lo que buscan.

Mas allá de esta forma de entender la filosofía de su tienda, todavía las hay que parte de su expertise consiste en arreglar la prenda para adaptarla a las formas de su clienta.

Pero la propia evolución del Sector, permite actualmente disponer de toda clase de patrones, construcciones, tejidos, aros… que permiten toda clase de formas visuales... escotes abiertos, escotes cerrados, juntar el pecho, separarlo, esconderlo, mostrarlo, subirlo, sin tirantes, multiposiciones y un sisfin de formas.

De todo ello, lo que es verdaderamente importante es que la mujer que va a usar el sujetador se sienta cómoda y se vea bien.

La cultura de la ayuda en el probador, ha pasado de arreglar un sujetador a encontrar el que le siente como un guante, el que sea realmente aquél con el que esté satisfecha. Y este es el verdadero sentido del brafitting.

Las técnicas de brafitting son aquellas que persiguen que la usuaria se sienta satisfecha y cómoda con ella misma. Que se reconcilie con el uso del sujetador.

El primer paso es reconocer la morfología de la usuaria y analizar cuál necesita de entre todos los patrones que tenemos en la tienda. Conocer su talla, su copa y comprobar probando la prenda la mejora física que experimenta.

Todavia hay pocos establecimientos que dispongan de una brafitter, pero también es cierto que muchas marcas de capacidad están realizando grandes esfuerzos para proporcionar a las tiendas, sesiones de brafitting concertadas y training con los productos de su firma.

Brafitters reconocidas, como Isabel López de SOLOISA de Manzanares, nos proporcionan estas imágenes en las que se puede observar el cambio que experimenta físicamente una mujer que se le haya realizado una sesión correcta de brafitting.

Empieza a ser imprescindible aprender estas técnicas de trabajo, que permiten minimizar los remordimientos de compra y fidelizar a las clientes.

Francesc Puertas
@FrancescPuertas
@Sayfit
www.sayfit.es


lunes, 20 de junio de 2016

CYL Internacional: Los bañadores y bikinis adaptados, por Francesc Puertas

Las prendas adaptadas siempre han sido necesarias. No es ningún descubrimiento afirmar que, aquellas mujeres que han sufrido una intervención quirúrgica, necesitan prendas acordes a sus patologías o lesiones. No estamos hablando tan sólo de la ropa íntima, sino también de aquellas prendas que permiten normalizar del todo la vida cotidiana.
En el caso de las prendas de baño, independientemente de su uso para la playa o la piscina, no se concibe hoy en día que las marcas mejor preparadas no contemplen patrones y diseños con bolsillos en las copas para incorporar rellenos o prótesis externas. Las mismas necesidades que se tienen en la ropa interior para conseguir aquella figura con la que se sienten a gusto o estén estéticamente cómodas, son las que se tienen cuando hablamos de bañadores o bikinis.

Bañador Mastectomía de Leonisa
La evolución de la información que permite acercarse a las necesidades reales, se constata con las mejoras en los bolsillos que no permiten que se mueva la prótesis, o que aquellas prótesis que van en contacto con la piel tengan forma acanalada en su interior para que el agua no las mueva.
La evolución de la ropa interior femenina siempre ha ido acorde con la evolución de la ropa exterior hasta finales del Siglo XX. Desde entonces, mostrar la ropa interior ya no es tabú y se ha primado la decoración y el diseño. Bañadores y biquinis han sido, desde siempre, prendas que se muestran y conceptual y estéticamente su evolución ha sido acorde con la forma de vestir y de pensar de la sociedad.
Actualmente, la forma de pensar y de vivir ha realizado profundos cambios de actitudes ante la vida y por lo tanto los cambios han afectado directamente en la forma de concebir las prendas de los diseñadores y fabricantes. Fundamentalmente se buscan las necesidades a cubrir y es necesario pensar en cómo quiere sentirse una mujer cuando luce una prenda de baño.
En España se diagnostican cada año 25.000 casos de cáncer de mama al año, de los que el 65% acaba en mastectomía ( aprox. 16.000). Sólo el 30% de estas mujeres se realiza la reconstrucción, por lo que, cada año, aumenta en mas de 11.000 mujeres aquellas que necesitan prendas con bolsillos internos para prótesis
Y en nuestras tiendas expertas, es necesario dar respuesta a esta necesidad que cada vez es mas habitual entre nuestras clientes.
Francesc Puertas
@FrancescPuertas 
@Sayfit 
www.sayfit.eu

http://blogcylmodaintima.blogspot.com.es/2016/06/los-banadores-y-bikinis-adaptados-por.html

martes, 22 de marzo de 2016

Respuesta de Francesc Puertas al artículo: Razones por las que no debes usar sujetador.




No deja de sorprenderme los artículos faltos de rigor y sin fundamento, que leo con cierta frecuencia en medios cuyo cometido es el de sorprender y desinformar a la lectora.

Hoy he tenido ocasión de leer uno de especialmente incendiario, que no lleva firma de autor o autora.

Se titula: Razones por las que no volverás a usar sujetador. Es un verdadero lujo de desinformaciones y escaso rigor.

Primera falsa afirmación: el sujetador no evita que se te caiga el pecho.

Cualquier estudio indica que el pecho se sujeta por la piel, quien a su vez dispone de unos microligamentos (ligamentos de Cooper) que no son elásticos. Haciendo deporte, cambiando de volumen la mama, no hidratándose y no llevando sujetador, estos microligamentos se rompen y cae el pecho.

Otras culturas donde no es habitual usar sujetador, acostumbran a tener el pecho extraordinariamente lacio y caído: esa es la prueba.

Segunda falsa afirmación: te saldrán menos estrías

Las estrías aparecen por muchos motivos. El uso de un sujetador para dormir va a gusto de la usuaria y no es precisamente la razón de que aparezcan estrías, como indica el autor/autora del artículo.

Tercera falsa afirmación: Con sujetador los pechos se vuelven flácidos

Esta afirmación la basa en el estudio realizado por el señor Brouillon que no demostró en modo alguno sus afirmaciones, debido a que de todas las mujeres que empezaron el estudio, sólo basó sus conclusiones preliminares en el 10% que seguían sin usar sujetador. Olvidó el 90% de las mujeres que abandonaron el estudio.

Cuarta falsa afirmación: Respirarás mejor

Efectivamente: se ha de usar el sujetador adecuado a la ocasión de uso y sobre todo, la
talla y la copa que corresponde. Afirmar que Serena Williams debería jugar a tenis sin sujetador porque respiraría mejor y el pecho no sufriría es una tremenda locura.

Quinta falsa afirmación: Adiós a los dolores de pecho

La mitad de las consultas por dolores mamarios se evitarían usando el sujetador adecuado, tanto de talla y copa, como en la práctica de un deporte, como en cualquier ocasión donde las mamas sufran.

No usar sujetador, es otro de los motivos por los que el pecho puede sufrir, sobre todo en momentos en los que se debe llevar sujeción.

Sexta falsa afirmación: Reducirás los dolores de espalda.

Una mujer con el busto voluminoso, debe usar un sujetador correcto concebido para que reparta el peso entre la cinturilla y los tirantes. El desarrollo de patrones ayuda a acomodar perfectamente el seno en el sujetador.

Para saber si se lleva el sujetador correcto se debe observar que los tirantes bajan rectos, que el sujetador no sube por la espalda, que el tejido que cubre la copa ni falta ni sobra, que el patrón del sujetador es el correcto para su morfología... para ello, existen establecimientos especialistas, que ayudan a escoger la prenda adecuada.

Séptima falsa afirmación: Acumularás menos toxinas.

Cualquier prenda de ropa, excesivamente ajustada e incómoda, puede provocar problemaqs linfáticos. El uso correcto del sujetador, usar la talla y la copa que le corresponde, acudir a expertas brafitters que la ayuden a encontrar la prenda que le sienta como un guante, permitirán que se sienta cómoda con el sujetador.

Octava falsa afirmación: La relación entre el sujetador y el cáncer de mama

Es absolutamente intolerable relacionar una cosa con la otra: Un sujetador inadecuado puede provocar lesiones cutáneas, durezas y otras patologías, que remiten inmediatamente cuando se usa el sujetador correcto.

Dejar en el aire sospechas de que el sujetador está relacionado con esta tremenda enfermedad, es una absoluta irresponsabilidad.

Por lo que desde mi punto de vista, este artículo de este/a autor/a desconocido/a es una fuente intolerable de desinformación, puesta al servicio de un artículo incendiario y de escaso rigor.

viernes, 19 de febrero de 2016

Las marcas (4). El futuro de la venta del sostén (brasier, sujetador, bra, corpiño...): o la venta por impulso o la lenceria experta.

¿Y las marcas? ¿Tienen fábrica? ¿Diseñan su producto? ¿Controlan todo el proceso productivo? ¿...?

Hay muchas maneras de enfocar un negocio. Sin duda se han de tener claros los objetivos para enfocar correctamente un camino de éxito.

Y de lo que tampoco hay ninguna duda es que los enfoques pueden ser muy distintos.

Y no se trata de identificar el target con la edad (tremendo error), sino con el estilo de vida. 

Los que tratamos con el Sector y especialmente con las usuarias, acabamos conociendo las inquietudes y las necesidades que aparentemente son observadas de lejos por quienes toman las decisiones de diseño, desarrollo y producción.

Eso también es una equivocación, o sea, que no es cierto. Depende del enfoque y el estilo de las marcas.

Hay marcas cuyo cometido es la venta por impulso. Para acercarse a su target, contemplan los aspectos mas visuales, el precio y los diseños cambiantes. Encontrar puntos de venta interesantes y en muchos casos teniendo un corner en un macroestablecimiento, o bien una tienda propia o franquiciada. Para ello y pensando en sus costes, han de establecer tallajes cortos y copa B (y en algún caso C) y buscar formas de fabricar de forma económica. Y eso si, un gran esfuerzo en marketing.

Hay otras cuyo tema mas importante es su expertice en el desarrollo de patrones que moldean el pecho. La capacidad experta en el tallaje y en los sujetadores de capacidad. O en los clásicos de "contención". En los productos de salud con funciones específicas. En prendas para el deporte...

Esta capacidad experta, combinada con el diseño, da el aspecto final a la prenda y determina la tipología de marca y la cualifica y segmenta en su target de usuaria.

Ahi también se ha de añadir la capacidad de dar visibilidad a los productos, una gran dosis de marketing y encontrar los establecimientos que respondan a sus expectativas de negocio.

Está claro que cada usuaria, tiene sus propias motivaciones y necesidades. Y el gran desconocimiento en todos los estratos del mercado en temas relacionados con tallas y copas, ha convertido la compra de un sujetador en una decisión compleja.

El trabajo pedagógico ha de empezar desde las marcas. Tener personal experto en brafitting es un primer paso. Ayudar a las tiendas a que mejoren sus conocimientos de oficio, es un gran avance. Dar perspectiva a la consumidora, para que conozca todo aquello que ha de saber para acudir a comprar en condiciones, es otro de los objetivos.

Y desde Sayfit, nos hemos comprometido a ello.

martes, 22 de diciembre de 2015

¡Felices Fiestas!

Bones Festes! ¡Felices Fiestas! Bonne Fêtes! Happy Holidays! Buone Feste! Zoriontsu Oporrak! Boas Festas! ハッピーホリデー!Wesołych Świąt! С праздником!  節日快樂!Весели празници!
 

viernes, 18 de diciembre de 2015

Las vendedoras expertas (3). El futuro de la venta del sostén (brasier, sujetador, bra, corpiño...): o la venta por impulso o la lenceria experta.

Es el turno de las vendedoras de la tienda.

No sirve cualquier denominación para este trabajo, porque yo me voy a referir sobre todo a aquellas personas capacitadas que no solo atienden a una posible usuaria, sino que acaban asesorándo, aconsejando, prescribiendo...

Pero a esta capacidad de prescripción, no se consigue si no le ilusiona el trabajo, aprende cada día todo lo que acontece en mejoras de sus capacidades prescriptoras y no atiende los cambios que están ocurrtiendo de forma constante en las formas de compra de una usuaria.

Aprender las técnicas de bra-fitting, para encontrar el producto adecuado a cada usuaria es mucho mas que un arte. Se adquiere con una buena formación y mucha práctica. No sirve haber pasado por un seminario y ya está. Pero tampoco se aprende sólo con el tiempo. 

Convertirse en una buena brafitter se consigue conociendo los patrones, tallas y copas que hay en la tienda. Estudiando la morfología de la mujer que se va a probar el sujetador y dándole a probar el que le va a ir mejor.

Encontrar cuál es el mejor sujetador para ella, no es tan sólo encontrar el producto, sino saber en qué momento va a usarlo. 

Y encontrar el sostén perfecto, lo sabes cuando la mujer se siente satisfecha por su confort y porque se gusta en el espejo. Y esto sólo se consigue con una buena prescripción.

Y desde luego seamos serios: el mercado está en evolución constante y por lo tanto también los hábitos de compra y las potenciales compradoras.

En un futuro nada lejano, confío en que las preadolescentes conozcan no tan solo como les va a cambiar el cuerpo, sino cuáles habrán de ser sus exigencias como futura consumidora, de una prenda tan especial como el sujetador.

Y cuando vayan a la tienda, no les van a servir las respuestas sin fundamento.

La realidad nos indica que hay lencerías y vendedoras que están al día y en constante aprendizaje. Estos establecimientos son los que aportan valor añadido en el sector y los que plantean su futuro de forma correcta.

En el próximo, hablaremos de las marcas.

jueves, 10 de diciembre de 2015

Las lencerías (2). El futuro de la venta del sostén (brasier, sujetador, bra, corpiño...): o la venta por impulso o la lenceria experta.

Hablemos de lencerías.

Ciertamente la evolución de los métodos y formas de venta, ha centrifugado de forma evidente el mercado.

Por un lado, están las fórmulas de venta por impulso, por otro la venta online y por otro la venta asistida.

En estos tres tipos de venta, la venta por impulso, es aquella que sin demasiadas complicaciones, pero con una gran potencia y comunicación visual, es capaz de atraer a la compradora. Esta atracción no sólo está en que el establecimiento nos seduzca, sino que además hay precios irresistibles. Nunca nos hacemos ninguna pregunta. Nos gusta, miramos el precio y quedamos "prendados".

En este tipo de venta también sitúo los mercadillos y las outlets, fórmulas maravillosas para "colocar" productos a precio de derribo, que en el primer caso no tienen etiqueta y en el segundo si. Y que en los dos casos son prendas de restos de stock o muestrarios obsoletos, que se venden a precios ridículos.

En el segundo caso he puesto la venta online. Un tipo de venta que cada vez es mas habitual, pero que sigo defendiendo que sin haber probado el producto (y mas un sujetador), hay una gran probabilidad de equivocarse. Salvo que se trate de una tienda que físicamente puedes probar el producto y que las siguientes compras puedes realizarlas de forma virtual.

No hay duda que cada cierto tiempo, debemos acudir a la tienda para volver a medirnos y ajustar de nuevo la talla y la copa. Los tejidos se deterioran y con la edad tenemos una evolución morfológica que no debemos obviar.

En estos dos primeros casos, quien tiene menos dificultades para encontrar un sujetador que se abroche sin problemas, son todas aquellas morfologías que podríamos denominar estandar. Todas aquellas morfologías cuyos volúmenes impiden "calzarse" tallas entre la 85 y la 100 y copas sin riesgos como la B (sean o no su talla y su copa correctas), acaban provocando decepciones y molestias.

En este punto hemos de recordar que está demostrado que 7 de cada 10 mujeres no usan la talla y la copa correctas, y que la mitad de las consultas or dolores mamarios se evitarían usando el sujetador adecuado.

Y mas allá están las lencerías expertas. Aquellas que disponen de tallas, copas y modelos para satisfacer cualquier necesidad. Acostumbran a ser multimarca, aunque hay cadenas de tiendas extraordinariamente preparadas para dar una buena asistencia a la usuaria.

http://neussuarez.com
Y en este caso las hay que están evolucionando, aprendiendo nuevas técnicas de prescripción y bra fitting, explorando el mercado, sirviéndose de las redes sociales para llegar a la usuaria. 

El mercado y los sistemas para llegar al público también evolucionan a pasos agigantados. Ahi es donde aparecen las plataformas como Sayfit, donde un grupo de expertos aconseja que se acuda a las lencerías que recomienda. Plataforma que también dispone de una APP gratuíta para el móvil.

Efectivamente el mundo evoluciona y los hábitos y fórmas de comprar y vender también. Las lencerías no tienen un futuro incierto, tan solo deben adaptarse a las nuevas exigencias de las usuarias.

En el próximo post hablaremos de la importancia del personal preparado para atender a las usuarias.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

La usuaria (1). El futuro de la venta del sostén (brasier, sujetador, bra, corpiño...): o la venta por impulso o la lenceria experta.

La evolución de la venta de lencería va dando pasos de gigante. Siempre habrá quien dude de cuál va a ser su futuro. No lo duden: no es incierto. Las certezas cada día son mas evidentes, y no hay duda que quien quiera encauzar su negocio hacia el futuro, ha de tener en cuenta todas las señales que nos llegan constantemente del merecado y de las usuarias.

Hay una palabreja inglesa que define muy bien y pone una misma definición, a aquellos que tienen interés en este asunto: los/las stakeholders .

Pues bien, hablemos de los stakeholders.

Empecemos por las usuarias.

Siempre habrá multitud de usuarias que se van a mover por sus propias motivaciones. Pero no hay duda que sus motivaciones e intereses van a ser tan variados y únicos, como cada una de las usuarias.

Va a depender de su estilo de vida, de su morfología, de su presupuesto, de lo puesta o no que esté con las redes sociales, de lo contenta o no que esté con su figura, del uso que le vaya a dar al sujetador, de dónde viva, de su estado de ánimo...

En cualquier caso y haga lo que haga, primero debería tener la certeza de su talla y su copa, de los patrones que le sientan mejor y del uso que le va a dar.

Para ello, tan solo hay una manera de acertarlo: que una brafitter le indique cuál es su talla y su copa, en un probador le encuentre el modelo (patrón) adecuado a su morfología, y que le aconseje con capacidad experta sobre qué tipo de producto debería comprar. 

Por lo tanto deberá localizar una lenceria experta que sepan ayudarla. No puede lanzarse a la compra por "impulso" porque puede equivocarse mucho.  

Para localizar una lenceria que esté recomendada, debe utilizar todos los medios que estén a su alcance: los consejos de alguien que esté satisfecha, las app que le ofrecen las redes sociales, el "boca-oreja", o alguna plataforma como Sayfit.  

Una vez ya sabes cuál es el modelo que sienta bien a tu estilo y morfología, y conoces tu talla y tu copa, la usuaria también tiene dos opciones: comprar en la tienda o la compra online. Sigo creyendo que la seguridad de la compra física es indudable. Y si además has encontrado el establecimiento donde te ayudan a que siente bien, mejor.

Se ha de ser consciente de que el cuerpo evoluciona y por tanto, también evoluciona la talla y copa y los modelos de prenda que te sientan mejor, por lo tanto estar cerca de una tienda que "entienden", mejor que mejor.

En el próximo post, hablaremos de los establecimientos: las lencerías expertas.

viernes, 16 de octubre de 2015

ES INFAME RELACIONAR EL USO DE SUJETADOR CON EL CÁNCER DE MAMA

Nuevamente la noticia del "No Bra Day" desempolva un estudio de poco rigor de Jean-Denis Rouillon, realizado hace unos años con un muestreo que también levanta sospechas considerables: De 300 mujeres que empezaron el estudio menos de la mitad lo terminó. Las que lo terminaron, puede que su morfología les permitiera acabar el día estupendamente, sin usar sujetador.

En ese momento médicos senólogos de renombre, resaltaron su poco rigor científico y pusieron en duda sus afirmaciones.

Del mismo modo que muchas personas consideramos que NO SE PUEDE RELACIONAR EL USO DE UN SUJETADOR CON EL CÁNCER DE MAMA. Por lo tanto decidir que el 13 de Octubre es el "NO BRA DAY", o sea 6 días antes del 19 de Octubre que se celebra el "Dia Internacional contra el cáncer de mama" nos parece de mal gusto.

Sobre todo cuando se anuncia que es una acción para tomar conciencia sobre esta terrible enfermedad.

Es una burda y malintencionada asociación del sujetador con el cáncer de mama.

Honradamente, todos sabemos desde hace años que el uso inadecuado de un sujetador (7 de cada 10 mujeres) provoca lesiones, dolores y un montón de patologías, que remiten usando el sujetador correcto.

Pero jamás se ha podido demostrar que provoque ninguna enfermedad. 

Utilizar el sujetador correcto para cada actividad del día (ocasión de uso), usar la talla y la copa que corresponde, y sobre todo acercarse a lencerias expertas y dejarse aconsejar en un probador (brafitting) sobre cuál es el tipo de patronaje que mas se adapta a la forma de su busto, es sin duda la garantía de acabar comprando y usar el producto apropiado.

Usar un sujetador apropiado cuando se practica deporte (no es lo mismo running que pilates), usar un sujetador de confort en el trabajo o en casa, lucir cuerpo con sujetadores moldeadores, esconder busto, realzar escote... hay un sostén para cada momento... eso sí de la talla, la copa y el patrón perfecto para cada mujer.


Nadie puede aconsejar a una mujer que no use sujetador si tiene un busto voluminoso o pesado. A todos nos viene a la mente cómo acaban las mamas en culturas donde no se usa el sujetador.

Por lo tanto, hablar de los ligamentos de Cooper de forma alegre, afirmando que los vaivenes de los senos cuando se practica running no van a quedar afectados, es una absoluta memez.

Es cierto lo que indican los estudios que se están realizado desde distintos grupos y puntos de vista que arrojan resultados que ya no nos causan sorpresa:
  • 75% de mujeres no usan la talla y la copa que les corresponde.
  • 80% de mujeres no conocen ni su talla y copa.
  • La mitad de las consultas por dolores mamarios se evitarían usando el sujetador adecuado.
Mi recomendación profesional es que se acuda a lencerías expertas con personal capacitado para ayudarles a escoger el sujetador correcto. Se evitarán problemas relacionados con temas posturales, dolores, lesiones en la piel, entre otras cosas.

Pero no duden que NO SE PUEDE RELACIONAR EL USO DE UN SUJETADOR con ninguna enfermedad conocida.