miércoles, 5 de agosto de 2015

Mujeres normales, mujeres preciosas.

Este blog en todo momento, ha querido llamar la atención sobre la perfección del cuerpo humano. Cada uno con sus peculiaridades no son otra cosa que cuerpos normales de personas normales.

Acudir a una tienda a comprar una prenda y decirte que no tienen o tu talla o tu copa, es tratarte de que no eres una persona con el cuerpo estandarizado y por lo tanto vas a descubrir las grandes dificultades de no regularizar tu forma física con aquellos standarts que no son lo mas habitual para al menos un 30% de las mujeres.

Os pongo varios ejemplos:

Una chica de 17 años jugadora de basquet. 1,85 estatura. 78 k. Su caja torácica exige una talla 105. Copa B. Pues entró a una tienda de venta por impulso para comprarse un sujetador de fantasía y le entraron todos los complejos. Es una usuaria de Sayfit. Descubre la tienda que necesita en la APP.

Una mujer con pecho pequeño (copa A) y talla 90. Cada vez intentan convencerla de que se compre una 85 copa B. Le aprieta de contorno y le sobra copa. Es usuaria de Sayfit. Ya acude a una tienda que disponen de 90A

Os podría contar algunos mas, pero todo consiste en descubrir la tienda que disponen del producto que necesitas y que te ayudan a encontrarlo. Y que si no lo tienen en la tienda lo piden.

No me digais que lo mas habitual no es esto,


Esta sesión de fotos en blanco y negro con modelos en talla grande, entre las que está Ashley Graham, para demostrar que las mujeres llenitas también son preciosas. Y hablamos de tallas y de copas.

He de agradecer a Maribel Izaguirre de Lencería Chelyma de Erandio (Lencería recomendada por Sayfit) que me proporcionara esta extraordinaria foto.

Pues eso. Se trata de encontrar qué en qué tienda te pueden echar una mano. 

Cuando encuentres la tienda en la que te sientas cómoda y encuentres lo que buscas, lo demás será historia.

jueves, 2 de julio de 2015

Usar el sujetador correcto.

Es muy frecuente cruzarse con mujeres (de cualquier edad), que usan sujetadores inadecuados.

Puede que algun/a lector/a de este artículo piense que tan solo son opiniones, pero la realidad es que no se trata de eso.

Todo el equipo de profesionales que foprmamos directa o indirectamente el "grupo interdisciplinar divulgador de conocimientos en corsetería SAYFIT", estamos muy sensibilizados con esta cuestión.

El grupo esta formado por profesionales del Sector y de la salud. No nos conformamos con la idea de que 7 de cada 10 mujeres no usan el sujetador de la talla y la copa que les corresponde y que no hay nada a hacer para mejorar estas cifras.

Sabemos que todo depende del compromiso profesional de todos/as.

Las 150 tiendas que recomienda SAYFIT, por ejemplo, son establecimientos con la capacidad experta necesaria para informar y ayudar a cada usuaria que se acerque, a encontrar la prenda que precise. Y no estamos hablando tan solo de tallas y copas. También hablamos de deporte, de seducción, de estilo, de forma de vida, de estética, de confort...

Para ello, la técnica usada desde hace muchos años que consiste en ayudar a la usuaria en el probador, ha mejorado de forma considerable, en cuanto se han añadido técnicas nuevas de bra-fitting, con las que se ayuda a escoger correctamente la prenda. las profesionales denominadas Personal Shopper, tienen la obligación de aprender estas técnicas para vestir a la mujer por dentro, no tan solo por fuera.

Y lo que está claro es que hay muy pocas profesionales especialistas en bra-fitting. Solo basta mirar a tu alrededor y descubrir piezas mal puestas, apretadas, grandes, pequeñas, o inadecuadas.

Tampoco ayuda a una persona que necesita asesoramiento experto, acudir a una tienda de precios bajos y venta por impulso.

Insisto nuevamente en que es muy importante acudir a tiendas expertas como las que recomienda Sayfit, y descubrir las marcas que recomienda. Ahora ya tienen la primera. Se trata de la marca CLARA, que ha encontrado el "hueco de mercado" que han dejado otras marcas clásicas que han desaparecido de escena.           

martes, 14 de abril de 2015

Mitos y verdades del sujetador. Rosario Santa Maria. LAVANGUARDIA.COM




A pesar de que ha mejorado el conocimiento que las mujeres españolas tienen de que un sujetador se compone de talla y de copa (en las primeras investigaciones, el 90 por ciento de las españolas no sabía lo que era la copa), los estudios siguen poniendo de manifiesto que siete de cada diez mujeres españolas no usan el sujetador que les corresponde.

Francesc Puertas es experto en sujetadores y asesora a marcas del sector. Profesor de corsetería del Master de Patología Mamaria y Senología en la Universitat de Barcelona y autor del libro “El sostén, mitos y leyendas… y manual de uso” (ed. Arcopress), ha inspirado SAYFIT, un grupo divulgador de conocimientos en corsetería que imparte conferencias y clases de prescripción experta, y que ha desarrollado una APP gratuita para calcular talla y copa, y descubrir con un geolocalizador las tiendas y marcas que las usuarias tienen más cerca para comprar sujetadores.

¿Cómo debería de ser la compra de un sujetador?

El sujetador es una prenda de ocasión de uso, que requiere de una compra reflexiva y no por impulso. Según la información de SAYFIT, una de cada cuatro mujeres busca una tienda en la que confiar y sentirse bien atendida. Por eso, yo siempre insisto en acudir a tiendas expertas (no confundir con especializadas), donde aconsejen a la mujer, a partir de las preguntas que conducen a conocer qué uso se le quiere dar: salir de fiesta, invisible, comodidad, deporte, dormir, embarazo, postoperatorio, alergias…

¿Por qué hay tantas mujeres que no llevan ni la talla ni la copa de sujetador adecuadas?

Es necesario empezar a usar las dos medidas para recordar qué debemos hacer de entrada para comprar un sujetador. La segunda parte es conocerse la morfología, para decidir qué patrón es el más adecuado para cada usuaria. Para ello, es recomendable conocer tiendas que sepan hacerlo.

¿Cómo hay que medir el pecho para saber la talla adecuada?

Se han de conocer dos medidas: la de debajo del pecho (el surco submamario) y la de la profundidad del busto. La talla es la primera medida, redondeada a 0 o a 5, sabemos la talla europea. Sumando 15 sabemos la talla francesa y española. Para conocer la copa, si la diferencia entre las dos medidas es 15, es una copa B. La copa cambia cada 3 centímetros. Tomando como base este ejemplo, una mujer que mide 74 centímetros debajo del pecho, redondeamos hasta 75. La talla europea es la 75. La talla española y francesa es 75+15= 90. Si está usando una talla 95, seguro que tiene una copa por encima de la B.

Principales problemas de salud que conlleva no llevar el sujetador adecuado.

Lesiones y dolores que remiten cuando se usa el adecuado. Se calculó en su día, que la mitad de las consultas por dolores mamarios se evitarían tan solo usando el sujetador adecuado.

Principales incomodidades: tirantes que caen, que aprietan demasiado…

Fundamentalmente, lesiones por usar tallas o copas demasiado pequeñas o demasiado grandes. Uno de los ejemplos habituales es la de aquella usuaria que acude a un establecimiento, se prueba la copa encima de su suéter y cree que con esta medida ha acertado. Cuando se lo pone, se ajusta los tirantes hasta que se siente sujeta. El resultado es que el sujetador sube por la espalda, los tirantes se clavan en los hombros y las piezas rígidas presionan en la piel. O sea, le deja marcas en la piel, le corta la microcirculación del hombro y le deja marcas en forma de durezas donde acaba o empieza el aro.

¿Por qué es tan importante llevar sujetadores adecuados/deportivos para correr, hacer deporte...?

Un sujetador no provoca enfermedades, pero sí lesiones. Vaya como ejemplo, practicar running sin una prenda que sujete e impida que el pecho de mueva a su aire. Si se lleva la presión adecuada a la tipología de deporte (no es lo mismo equitación que pilates), sujeta el pecho e impide los movimientos bruscos que podrían romper los “ligamentos de Cooper” que son los microligamentos que están en la piel: el pecho no tiene músculos y, por tanto, se sujeta con estos ligamentos y con un sujetador.

Consejos que le darías a una mujer con mucho pecho para escoger su sujetador.

Que se tome la medida debajo del pecho y con los sencillos pasos que he indicado, conocer la talla. Acudir a una tienda experta e indicarle que conoce su talla pero no su copa, y darle suficiente información a quien la deba ayudar a encontrar la prenda, para que la ayude a acertar en su elección. Y que no se vaya de la tienda hasta que se la haya probado y no tenga ninguna duda de qué es lo que necesita o quiere.

Recomendaciones para la mujer con poco pecho.

Lo mismo. Pero que dependiendo de la forma de su pecho, la ocasión de uso y de cómo le guste verse, tendrá alternativas en la tienda, para que encuentre lo que busca.

Cuidados de lavado para mantener nuestro sujetador en buen estado durante más tiempo.

La mayoría de sujetadores están construidos con fibras sintéticas. No tener cuidado a la hora de lavarlos o secarlos puede provocar el deterioro de los tejidos. Por tanto, el mejor consejo es agua fría y secar al aire (no en una secadora ni sobre un radiador). Aunque se ha de recordar que un sujetador construido con elementos sencillos tiende a durar muchos menos lavados que un sujetador que esté hecho con tejidos y elementos de alta durabilidad. Siempre es más cara una prenda que haya costado pocos euros y resistido cinco lavados, que otra que haya costado precios por encima de cuarenta euros y que después de cien lavados siga bien.

Lo último en tecnología de sujetador…

La tecnología avanza de forma considerable en los sujetadores. Como ejemplo, el micromodal, fibra derivada de la celulosa de haya, que retiene el 50% menos de humedad que el algodón y que a su vez es una prenda natural hipoalergénica. Perfecta para sujetadores deportivos o sujetadores para mujeres con alergias. También fibras con microencapsulados terapéuticos con elementos minerales que no se van del tejido nunca por mucho que se laven. Encajes preformados sin costuras. También están empezando a desarrollar tejidos que se adaptan a la forma del pecho, con capacidad de sujeción.

En cuanto a tendencias, esta primavera, los sujetadores que se llevan son...

Evidentemente, las tendencias no están encajadas en estándares, como hace unos años, sino que se viste como se siente más a gusto y, por lo tanto, más allá de otras consideraciones, cada mujer decide mirando su ropa exterior, cual es la mejor combinación con la prenda que la va a vestir por dentro. En los sujetadores invisibles, prima su construcción y en cómo modele el pecho. En los sexys, siguen siendo importantes los encajes, los escotes la decoración de los tirantes… En los básicos, colores muy en relación a las tendencias de las prendas exteriores. En los deportivos líneas pronunciadas que muestren su construcción técnica. En maternales se huye de los colores básicos para usarse cada vez mas decoraciones y estampados.

*Artículo escrito por la periodista Rosario Santa María.

Leer más: http://www.lavanguardia.com/de-moda/moda/mujer/20150414/54429591103/mitos-verdades-sujetador.html#ixzz3XGnr8JXd

Síguenos en: https://twitter.com/@LaVanguardia | http://facebook.com/LaVanguardia

lunes, 23 de febrero de 2015

Qué es la COPA de un sostén

Es uno de los grandes mitos, fruto del desconocimiento comprobado en diversos estudios al respecto: Un 92% de mujeres, desconocen cuál es su talla y su copa de sostén. 

La talla es el cálculo que se realiza midiendo justo debajo del pecho (en el surco submamario) en horizontal. Esta medida, redondeada a 0 ó a 5, nos ayuda a conocer la talla.

En tallaje europeo, exactamente el resultado es la talla. 

Pongamos un ejemplo: Si una mujer realiza esta medida y tiene como resultado 74 centímetros y lo redondeamos a 75 su talla europea es la 75. En tallaje francés y español, debemos sumarle 15, por lo tanto 75 + 15 = 90. La talla fr/esp es la 90.


En cuanto a la medida en pulgadas, lo mejor es calcularlo con la calculadora Sayfit, que indica las equivalencias. 


Si la medida de la profundidad del busto, es de 94 centímetros, deberemos cruzar las dos medidas: 74 y 94, y con la ayuda de la calculadora, descubriremos nuestra talla y nuestra copa. 



El resultado será



Yo recomiendo dos maneras sencillas de proceder:

Primero: Calcule su talla. Siguiendo el ejemplo serían 74 centímetros.

Segundo: compruebe la talla y la copa del sujetador que usa habitualmente. Si se le abrocha una talla 95 (seguro que es copa B), utilícelo como medida de la profundidad del busto.

Su cálculo hagalo utilizando estas dos medidas y obtendrá su talla y su copa 90D.

Recuerde que cualdo una mujer se realiza un aumento de mama, NO LE CAMBIA LA TALLA, LE CAMBIA LA COPA.

lunes, 9 de febrero de 2015

Las sweater-girls y los sujetadores-bala.

En la década de los 40, los extraordinarios cambios estéticos, llegaban a la mayoría de las mujeres, porque estaban pensados para la mujeres de clase media. Aquella clase social a la que todos aspiraban y que era conseguible.


No era suficiente con vivir en una casa, tener electrodomésticos o tener relaciones sociales mas allá de las tareas. Estos cambios también llegaron con fuerza al "estilo" de vestir.

En buena medida el atractivo que ejercían las peliculas de Hollywood, promovieron un cambio social evidente.

Fue tan incluyente que Clark Gable luciera en "Mogambo" una camiseta "imperio", como para que se empezaran a vender como rosquillas. O que se popularizaran las camisetas de manga corta, cuando se pusieron de moda las películas sobre la Segunda Guerra Mundial.

De ahí que cuando Howard Hughes pidió a un ingeniero aeronáutico que diseñara un sujetador para Jane Russell que le "levantara" y le "proyectara el pecho" en la película "El forajido", viralizó un cambio estético que quedó consolidado cuando Jane y Marylin apareción con el pecho "misil y emergente", en "Los caballeros las prefieren rubias".

Nació el estilo de las llamadas sweater-girls, entre las que se encontraban Jane Russell, Marylin Monroe, Lana Tarner, Jane Mansfield, que vestían sueters de cashmire muy ajustados, que evidenciaban el uso de este tipo de sujetador.


Estos sujetadores estaban realizados con satén o nylon y cosidos con refuerzos y con el final de la costura coincidiendo con el pezón.

Curiosamente es un estilo incómodo y de dudoso gusto que hay quien intenta que se vuelva a usar, a modo de pin-up sacada del baul de los recuerdos.

Os acompaño algunas fotografías ilustrativas.

by @FrancescPuertas

Fuentes:
El sostén, mitos y leyendas... y manual de uso (ed. Arcopress)
http://www.perspectivaconica.com/sweater-girls-sujetadores-bala/

jueves, 29 de enero de 2015

Hay que ponerse al día. Nuevos tiempos para las tiendas multimarca


El mercado de la ropa íntima, supongo que como la mayoría de los sectores, cambia a ritmo frenético.

Mi percepción de hace unos meses, de que el mercado está tremendamente centrifugado sigue siendo válido. El mundo de la distribución da la sensación que ha convertido a las tiendas multimarca en una especie de establecimientos residuales, cuya tendencia es tan solo protegerse de los embites de las campañas de las cadenas de retail o de las marcas de venta por impulso. Pero no es así.

Las tiendas multimarca, los establecimientos que están preparados para atender a sus clientas de siempre, también buscan maneras de darse a conocer entre aquellas usuarias que no los conocen.

Necesitan mostrarse. Quieren que se las conozca. Les gustaría que aquella mujer que busca un producto para ella, lo encuentre en su establecimiento. Que acuda con dudas, acierte con la compra y se fidelice.

Pero para que esto sea posible se ha de hacer algo. El mercado exige que, mas allá de la ubicación de la tienda, las encuentren en las “redes”, que puedan identificar las marcas y los productos, que acudan con la confianza de encontrar lo que buscan y necesitan y que sean tratadas con gran profesionalidad.

Y cuando están frente a la tienda, quieren tener la certeza de que entrarán y encontrarán lo que buscan.

Tener un escaparate atractivo, tener el producto a la vista para que la clienta pueda hacerse una idea de lo que tienen y encontrar una atención profesional es básico.

Tener un establecimiento atractivo no es exclusivo de las cadenas de retail o de la venta por impulso (es su única forma de vender). La toma de decisiones de la usuaria también estará determinada en estos casos (en los que la atención profesional brilla por su ausencia) por el precio.

Por lo tanto, la capacidad experta de una tienda multimarca, es lo que la va a distinguir de las demás. Y tener productos, tallas, copas y personal preparado la convierte en un negocio de éxito.