jueves, 17 de julio de 2014

¿Cuándo usar el primer sujetador? (Artículo de Isabel López - Soloisa)

Este artículo es tan interesante, que lo reproduzco en el blog sin cambiarle una coma. Es de Isabel López de Soloisa, con quien colaboramos intensamente por sus grandes dotes de comunicación, profesional i savoir faire en el universo de la corsetería.
¿Cuándo usar el primer sujetador? 
 
Puede que te hayas hecho esta pregunta y busques aquí la respuesta porque te ha dado vergüenza preguntarlo. También es normal.
Puede que tus amigas ya lo usen y a ti no te apetezca aún y tengas curiosidad de saber si estás haciendolo bien.

Ya publiqué mi experiencia personal con mi primer sujetador pero si lo que quieres es otro tipo de respuesta, intentaré ayudarte.

La verdad es que no existe una sola respuesta y lo que si es cierto es que estás cambiando, has iniciado el camino de niña a mujer, o sea entras en la etapa llamada pubertad.

Normalmente estos cambios comienzan sobre los 9 o 10 años pero cada chica es un mundo y habrá cambios que notes más adelante o incluso antes que alguna de tus compañeras.

Hace muchos años un científico llamado Tanner nos dejó una de sus imágenes más conocidas donde representa las cinco etapas de desarrollo de las mamas y vello púbico de niñas y mujeres. Seguro que te ves representada en una de las etapas.


Fuente: wikipedia. Escala de Tanner en niñas.

Hay chicas que tienen complejo porque consideran que su pecho es muy grande o muy pequeño. Has de saber que hay pechos de todos los tamaños y formas y todos son normales y que lo importante es estar a gusto contigo misma. Si quieres échale un vistazo a este artículo sobre la autoestima.

Algunas chicas tienen “prisas” por hacerse mayor y otras, no.
No tienes de que preocuparte, todo llega a su debido tiempo.

Quizás quieres usar sujetador porque ya lo llevan tus amigas, porque te resulta molesto que te roce el pezón en la camiseta o que se te note…
¿Te da vergüenza pedírselo a tu madre? Si le explicas el por qué te entenderá ya que puede que haya pasado por algo parecido.
Existen unos sujetadores muy chulos con forma de triángulo muy apropiados para ti. Los hay con foam (esponjita) o sin el. También están los llamados de tipo “camiseta”. En esta época los más indicados son los que tienen base ancha y poca profundidad. Más adelante te cuento unos truquitos para elegirlos bien.

Lo básico a saber sobre el sujetador:

  • La talla de sujetador se compone de un número y una letra: talla y copa.
  • La talla se basa en tu medida de contorno por debajo del pecho y siempre es un número. 70, 75, 80, 85, 90,…
  • La copa se refiere a la profundidad de tu pecho y siempre es una letra. AA, A, B, C, D, …
  • Hay tallajes como países (un lio vamos) y como en España nos guiamos por el tallaje francés, el que deberás de localizar en la etiqueta es ES/FR (español o francés).
De esta forma tu talla sería, por ejemplo, 80B en tallaje ES/FR.

¿Cómo medirte?


TALLA: Para saber la talla has de medir tu contorno de torax (1) en centímetros + 15 para adaptarla al tallaje español. Si tu torax mide 63 cm, redondea a 65 + 15= 80. Tu talla de sujetador será la 80.
COPA: Para saber la copa de sujetador
  • Primero: Mide el contorno de tu pecho a la altura del pezón sin que se aplaste (2). Supongamos 81 cm.
  • Segundo: Resta la medida (1) de la (2) y la cifra la buscas en la tabla que te dejo debajo.
Diferencia en cm
COPA
11 - 13
A
14 - 16
B
17 - 19
C
20 - 22
D
23 - 25
E
26 -28
F
29 -31
G
32 -34
H

Ejemplo: (2) – (1) = 81 – 63 = 13. Tu copa será la copa A, pero no para toda la vida. Si tu cambias, también cambia tu copa y talla, así es que deberás volver a medirte cuando ya que quede pequeño.

Como colocar el sujetador

  • 1º Pasa los brazos por los tirantes y colócalos en los hombros. Asegúrate de que los tirantes están lo suficientemente sueltos como para que te den a la hora de abrochar la espalda.
  • 2º Coloca la base del sujetador en la base de tu pecho. Si te inclinas un poco hacia adelante te quedará perfecto.
  • 3º Cierra la espalda por detrás. Al principio cuesta un poco pero ya irás cogiendo el truco. Una cosita a tener en cuenta. Para que te dure y se adapte a tu crecimiento, comprueba que tienes 1 o 2 corchetes para soltar. Si ya te queda en el más exterior prueba con un contorno mayor, es decir una 85 (según el ejemplo anterior). La espalda ha de quedar horizontal a la base de tu pecho. Comprúebalo mirándote en un espejo.
  • 4º Ajusta los tirantes de forma que te sea confortable, ni muy sueltos ni muy tirantes. Lo ideal es que te quepa un par de dedos suavemente por debajo del tirante pero que no te suba la espalda hacia arriba. Si no puedes pide ayuda.
  • 5º Para terminar, ponte tu camiseta y comprueba que el efecto es el que buscas. De todas formas acude a comercios especializados. Estamos preparados y acostumbrados, y te ayudaremos en la elección así como en el ajuste de tu primer sujetador.
  • Poco a poco descubrirás que hay un sujetador apropiado para cada actividad que hagas: deporte, sin tirantes, … todo un mundo, si.

    ¡¡Bienvenida al mundo de la corsetería!!

2 comentarios:

Isabel López dijo...

Gracias, gracias y gracias.

Francesc Puertas dijo...

Para nosotros es un lujazo.